Archivo mensual: octubre 2011

Civilización Soviética: Pavel Vasilievich Kopnin

Civilización Soviética:
Pavel Vasilievich Kopnin
(1922 – 1971)

Nació en Gzhel el 22 de enero de 1922 en una familia de campesinos pobres.  Fue combatiente durante la Segunda Guerra Mundial.  Estudio filosofía en la Universidad Moscú, al graduarse en 1944, trabajo en la Academia de Ciencia Sociales adscrita al CC del PCUS. De 1947 a 1955  se desempeño en calidad de catedrático en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Tomsk, donde organizo la escuela de estudios sobre lógica y metodología científica.  Después de la defensa de su tesis doctoral “Las formas del pensamiento y su rol en el conocimiento”, pasaría a integrar el cuerpo docente de la Academia de Ciencias de la URSS (1956), y desde 1958 dirigiría la labor filosófica en Kiev (Ucrania)  primero en calidad de pedagogo, luego en el rol de Director del Instituto de Filosofía de la Academia de Ciencias de Ucrania (desde 1962 a 1968). Integró el cuerpo editorial de la revista “Voprosy filosofy”  (desde 1963) y de la “Enciclopedia filosófica” (1961). En 1968 fue designado Director del Instituto de Filosofía de la Academia de Ciencias de la URSS, función en la que permanecería hasta su muerte el 27 de junio de 1971. Escribió cerca de 200 trabajos científicos.
Pavel Kopnin es valorado en la actualidad como uno de los más importantes filósofos del período soviético. Su legado fue doble tanto como organizador de la actividad científica y de la formación de cuadros científicos, como por su herencia teórica en el análisis desde el punto de vista marxista-leninista de los problemas lógicos de la investigación científica, donde aporto en gran medida para resolver la cuestión de la relación entre lo teórico y lo empírico, su gran erudición de las corrientes filosóficas contemporáneas y de la investigación en las ciencias naturales se combino con una profunda convicción comunista  y conocimiento de los clásicos del marxismo.

Principales trabajos: “El experimento y su rol en el conocimiento” (1955), “La dialéctica de las formas del pensamiento en la filosofía de Hegel” (1957), “La dialéctica y la contradicción en el pensamiento” (1958), “La filosofía marxista como método de conocimiento científico” (1960), “La dialéctica como lógica” (1961), “Hipótesis y conocimiento de la realidad” (1962), “La idea como forma del pensamiento” (1963), “Sobre ciertas particularidades del método de crítica leninista de las concepciones filosóficas de los idealistas” (1963), “Fundamentos lógicos de la ciencia” (1963), “Las ideas filosóficas de V. I. Lenin y la lógica” (1969), “La dialéctica como lógica y teoría del conocimiento” (1973), “Dialéctica, lógica, ciencia” (1973), “Fundamentos gnoseológicos y lógicos de la ciencia” (1974), El problema de la dialéctica como lógica y teoría del conocimiento” (1982).

Citas:
“Cuanto más sutil es el idealismo, más científico parece. El idealismo moderno se ha pertrechado con los más finos procedimientos del pensamiento científico sobre los fenómenos de la realidad. Y su desarrollo sigue la vía de la ulterior asimilación del modo científico de exposición de su contenido.  Debido a ello, se aproxima cada vez más por su forma a las ciencias modernas. Un ejemplo de eso lo tenemos en el positivismo lógico: su contenido anticientífico ha sido tan hábilmente disimulado que resulta difícil distinguirlo por su forma de las ciencias modernas (matemáticas, física, lingüística, etc.) , de las cuales ha tomado el modo del razonamiento teórico. Por ello resulta más difícil combatirlo.” (Dialéctica como lógica)

——-

“Muchos critican el idealismo pero sólo desde fuera, mantienen una actitud nihilista ante los sistemas criticados y, de hecho, no tratan de ahondar en sus contradicciones, en su argumentación, etc. Al refutar a sus adversarios idealistas, procuran pasar por alto sus tesis correctas, los hechos reales que se presentan de un modo abstracto, tendencioso y subjetivo. Más aún, intentan, en contra de la verdad, presentar a veces todas sus tesis como idealistas, ateniéndose al falso principio de que si el filósofo es idealista en su punto de partida, todo lo demás ha de ser idealismo. Estos críticos no entienden que ni un solo pensador de nuestros días puede, debido al empuje de la ciencia moderna, aplicar consecuentemente sus principios idealistas iniciales, aunque sólo asimilen la ciencia en su forma teórica. Más aún, el idealismo moderno percibe, juntamente con la forma de la ciencia, también algo de su contenido que está en contradicción con el idealismo. Por ello, el principio idealista fundamental queda, frecuentemente, velado, oculto por los filósofos modernos, ya que resulta muy evidente su oposición a los datos de las ciencias. El filósofo maniobrando entre la ciencia y el idealismo, edifica un sistema compuesto por elementos heterogéneos y contradictorios. La misión del crítico consiste, ante todo, en hallar en el sistema sujeto a análisis tesis acertadas, en el caso de que las tenga, y dirigir esas tesis, juntamente con otras similares que no figuran en el sistema, contra las afirmaciones idealistas, es decir, tratar de atacar el idealismo del filósofo con sus mismos argumentos.”

“¿ Significa esta crítica del idealismo la conciliación con él? Claro que no. Al señalar las tesis y tendencias materialistas en un sistema idealista, al mostrar las íntimas contradicciones del mismo, hacemos ver que el idealismo, debido a las influencias que la ciencia ejerce sobre él, llega a la autonegación, a la autorrefutación, y demuestra así su inconsistencia. Nuestra misión es mostrar que el idealista no puede presentar los hechos en toda su concreta plenitud, sino de un modo abstracto y subjetivo. Esto se utiliza y se afianza por los intereses de clase; conduce a la defensa de la religión y a la reacción de todo género.” (Dialéctica como lógica)

—–

“La filosofía marxista, ha superado los errores del idealismo y la estrechez del materialismo contemplativo, ha demostrado, que el verdadero sujeto de la actividad práctica y del pensamiento que surge en base a esta es la sociedad humana, no la persona como individuo, sino la persona socializada. La consciencia es el resultado de la actividad del sujeto, pero no del sujeto en sí. La naturaleza biológica del sujeto junto a su cerebro constituyen la condición natural necesaria para el surgimiento de la conciencia de la persona, pero este en sí mismo no es el sujeto de la actividad práctica y del pensamiento.”

“Lo principal y eso que determina al sujeto es su naturaleza social, sin sociedad no hay sujeto. Sin sociedad humana no puede haber actividad práctica y pensamiento. El pensamiento es por naturaleza social.”

“La sociedad como sujeto del pensamiento solo surge concreta e históricamente, en la forma de un grupo determinado de personas, que poseen instrumentos de trabajo y han entablado entre sí determinadas relaciones sociales. Para la transformación práctica de la realidad al sujeto le es necesario el pensamiento, la asimilación teórica del objeto.” (La dialéctica subjetiva como reflejo de la dialéctica objetiva)

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia, Civilización Soviética, Filosofìa, Historia

Pavel Vasilievich Kopnin: Dialéctica como lógica

Título: Dialéctica como lógica

Autor: Pavel Vasilievich Kopnin

Año: 1966

Páginas:  440

Formato: Djvu

Descarga

Monografía científica en que el filósofo soviético Pavel Kopnin expone los principios básicos de la lógica dialéctica basandose en las premisas leninistas de la unidad de la dialéctica, la lógica y la teoría del conocimiento como fundamento de la concepción del mundo materialista, y como poderosa arma para la investigación científica.

Nota: esta obra se editó como “Lógica dialéctica” en la versión castellana, pero el título original es “Dialéctica como lógica”.

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia, Filosofìa, Libros

Serguéi Leonidovich Rubinstein: Principios de Psicología General

Título:Principios de Psicología General

Autor: Serguéi Leonidovich Rubinstein

Año: 1948

Páginas: 770

Formato: Djvu

Descarga

“Principios de psicología general” constituyo la primera obra en que Rubinstein resumió y recogió no solo la experiencia de la ciencia psicológica en general sino además la fructífera labor de la psicología soviética por lo que fue acreedor a su al Premio Stalin en 1941.

9 comentarios

Archivado bajo Ciencia, Libros

Civilización Soviética: Serguéi Leonidovich Rubinstein


Civilización Soviética:
Serguéi Leonidovich Rubinstein
(1889 – 1960)

Nace en Odessa, uno de cuatro hijos, de una familia de clase media. Entre 1909-1913 estudio filosofía, sociología, matemáticas, lógica y psicología en las universidades Friburgo y Marburgo en Alemania, tras graduarse regresa a Odessa para ser profesor de psicología y lógica en una secundaria. En 1919 por invitación de Nikolai Lange, Rubinstein ingresa como catedrático en el Departamento de Psicología y Filosofía de la Universidad de Odessa. Al morir Nikolai Lange en 1922, Rubinstein toma la jefatura del departamento dedicando especial atención a la reorganización de la labor pedagógica.
A mediados de la década de 1920, la oposición de los viejos catedráticos pertenecientes a la intelectualidad pre-revolucionaria a la enseñanza de la teoría de la relatividad y materialismo dialéctico, obligan a Rubinstein a renunciar a su puesto y aceptar el cargo de director de la biblioteca pública de Odessa. En esta posición inicia su estudio más profundo de la problemática de la psicología, además de tener la oportunidad de viajar a Europa para conocer la labor de los primeros laboratorios de psicología experimental. Su formación filosófica y su conocimiento profundo del marxismo lo ayudan a sentar las bases de lo que serían su futura labor científica en psicología.
En 1930 por invitación de M. Y. Basov se muda a Leningrado, siendo designado presidente del Departamento de Psicología de la Universidad A. I. Herzen. Su estudio y labor de investigación se reflejan en el artículo de 1934 “Los problemas de la psicología en los trabajos de Karl Marx”. El monumental trabajo iniciado en 1935 y finalmente publicado en 1940 “Principios de psicología general” constituye una síntesis del análisis crítico de la psicología científica desde el punto de vista materialista en el cual Rubinstein demostró su profundo conocimiento de todos los avances de esta ciencia y de las diversas corrientes del momento. “Principios de psicología general” también constituyo la primera obra que resumió y recogió no solo la experiencia de la ciencia psicológica en general sino además la fructífera labor de la psicología soviética. Valga anotar que “Principios de psicología general” hizo acreedor a su autor al Premio Stalin en 1941.
Durante la guerra contra el fascismo, Serguéi Rubinstein se niega a ser evacuado y permanece en Leningrado organizando y manteniendo la labor del Instituto Pedagógico en medio del bloqueo, al tiempo que preparaba la segunda edición de los “Principios de psicología general”. En su papel de psicólogo ayudó al esfuerzo de guerra, brindado asistencia a la población, además de participar en el operativo para ocultar los monumentos históricos de la ciudad para evitar estos sean destruidos por los bombardeos. Además de realizar un estudio sobre la psicología del fascismo.
Tras la guerra pasa a vivir a Moscú, ocupando diversos cargos académicos en las ramas de psicología, filosofía y pedagogía. Desde 1943 ingreso como miembro de pleno derecho a la Academia de Ciencias de la U.R.S.S. Su labor científica se vinculá a la realización de experimentos e investigaciones, en colaboración con otros destacados psicólogos y neurólogos, como por ejemplo Alexander Luria (“Las vías y los logros de la psicología soviética” (1945)).
Corrían finales de los años 40 y Rubinstein es víctima de la campaña contra el cosmopolitismo (acción política en la cual lamentablemente se manifestaron desviaciones nacionalistas y socialchauvinistas en el seno del P.C.U.S.), por lo que es removido de sus cargos académicos y es frustrada la publicación de su obra “Raíces filosóficas de la psicología” (1947). Defendido de las injustas acusaciones por otros científicos como Alexander Leontiev, Rubinstein continuaría laborando para resolver los problemas esenciales de la ciencia psicológica.
“El ser y la consciencia” finalizado en 1957 es un trabajo fundamental al dar respuesta a varios problemas centrales de la investigación y comprensión teórica del fenómeno psíquico por medio de la aplicación del materialismo dialéctico. El principio filosófico básico para entender a la psique es la teoría del reflejo la cual permite entender a la actividad como raíz genética de los procesos psíquicos (principio del determinismo). Estos criterios filosóficos serían aplicados demostrando su vigencia en la labor experimental en “El pensamiento y los caminos de su investigación” (1958). Escrito en un estilo más popular “El desarrollo de la psicología: principios y métodos” (1959) resume las leyes y objeto básico de la ciencia psicología, la historia de esta ciencia, realizando la más rigurosa crítica a la crisis de la psicología en los países imperialistas señalando el laberinto metodológico y teórico en el que esta se hallaba entrampada, y las concepciones inhumanas que se camuflaban de cientificismo tras muchas teorías psíquicas burguesas.
Muere el 11 de enero de 1960 dejando inéditos varios escritos: “Problemas de psicología general” (1973), “La persona y el mundo” (1973).

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia, Civilización Soviética, Historia

Serguéi Leonidovich Rubinstein: El ser y la Consciencia

Título: El ser y la consciencia

Autor: Serguéi Leonidovich Rubinstein

Año: 1963

Páginas:  236

Formato: DJVU

Descarga

“El ser y la consciencia” finalizado en 1957 es un trabajo fundamental al dar respuesta a varios problemas centrales de la investigación y comprensión teórica del fenómeno psíquico por medio de la aplicación del materialismo dialéctico. El principio filosófico básico para entender a la psique es la teoría del reflejo la cual permite entender a la actividad como raíz genética de los procesos psíquicos (principio del determinismo).

5 comentarios

Archivado bajo Ciencia, Libros

Documentos sobre la insurrección del 15 de noviembre de 1922

En 1922 la clase obrera ecuatoriana tuvo su despertar, la febril organización del proletariado tuvo su climax en la huelga general que desencadeno la insurrección de noviembre la cual culminaría con la matanza en Guayaquil. Para la historia debe recordarse este episodio que marca el inicio de la lucha de los trabajadores ecuatorianos por su liberación.
Título: 15 de noviembre de 1922

Autor: Elías Muñoz Vicuña

Año: 1978

Páginas: 69

Formato: DJVU

Descarga

Título: Las jornadas de noviembre de 1922

Autor: Frente Obrero Revolucionario (MIR)

Año:

Páginas: 77

Formato: DJVU

Descarga

Título: Las hora trágica

Autor: José Ignacio Guzmán

Año: 1974

Páginas: 36

Formato: DJVU

Descarga

Título: 15 de noviembre de 1922: una jornada sangrienta

Autor: Alejo Capelo Cabello

Año: 1973

Páginas: 86

Formato: DJVU

Descarga

Deja un comentario

Archivado bajo Ecuador, Historia

Programa de la Internacional Comunista: VI Congreso 1928

Título: Programa y Estatutos de la Internacional Comunista

Autor: VI Congreso de la Internacional Comunista

Año: 1 de septiembre de 1928

Páginas: 95

Formato: DJVU

Descarga

Documento histórico imprescindible para estudiar al movimiento revolucionario de los trabajadores en el siglo XX. Sobre el VI Congreso de la Internacional Comunista mucho se ha escrito, muchas valoraciones se han realizado, pero pocas veces se tiene a la mano el material original de las resoluciones y tesis que ese Congreso enarbolo.

Deja un comentario

Archivado bajo Historia, Movimiento Comunista, Política